Naturaleza Sensible

Naturaleza Sensible nace a partir de observar, registrar, dibujar  y entrelazar las formas de la naturaleza (directamente las ramas de los árboles) y el dibujo (múltiples líneas que se repiten buscando construir la estructura elemental de la figura humana). Las ramificaciones del árbol  y el trazo del dibujo se mimetizan unificándose dentro de una matriz o tejido.

La técnica empleada para su realización es la integración de varias disciplinas: fotografía, impresión digital, dibujo y pintura  posteriormente intervengo digitalmente hasta lograr la imagen deseada.

Las formas fractales que encontramos en la naturaleza siguen principios de crecimiento y proliferación, ya sea a nivel macroscópico (cósmico)  o a nivel microscópico (atómico). Un ejemplo es el cuerpo humano, constituido por estructuras fractales (predominando la curva, la línea y las ramificaciones), estos patrones repetitivos podemos encontrarlos en cada milímetro de nuestro cuerpo. Si observamos con un microscopio estas formas se encuentran desde la composición de una molécula, las células, tejidos, órganos, sistema circulatorio, sistema nervioso, sistema óseo, sistema muscular, en los bronquios de los pulmones, etc. Incluso el cuerpo en su totalidad es fractal (constituido por cabeza, tronco y extremidades). De igual manera, si observamos nuestro entorno, estas formas se encuentran en las ramificaciones de los árboles, en la grietas que se forman en la tierra seca y en la trayectoria de los rayos. Y viendo a gran escala – desde una vista aérea – también se repiten estas formaciones en los caudales de los ríos o las grandes cordilleras de la Tierra.

Naturaleza Sensible representa esa fuerza de creación y proliferación que se manifiesta en la naturaleza generando nuevas formas de vida.

Considero que el principio y fin del Arte es manifestar la expresión anímica de la realidad que vivimos y esta acción produce un resultado material que es expuesto a una valoración de criterio estético, conceptual y económico. Pero el Arte en esencia es un medio necesario que  ordena  y da forma al ser humano desde adentro hacia fuera y de afuera hacia adentro. Y es así como en ese respirar, movimiento, relación y proceso surgen las ideas que por voluntad propia el artista las convierte  en imágenes. Principalmente este acto creativo se manifiesta gracias a la manera según como el individuo experimenta su existencia y el valor que le otorga e impregna a lo que verdaderamente aprecia y le conmueve.

Gracias a las imágenes que el artista recrea podemos desarrollar una percepción de la naturaleza esencial del ser humano y recordar nuestro origen.

Natalia Cajiao